Reseña de Presas, una novela que nos acerca a la realidad de la cárcel

by - marzo 29, 2019

Presas, Beatriz Esteban
Presas es una novela protagonizada mayormente por mujeres y ambientada en la cárcel. Nos acerca desde la ficción a un mundo que es completamente real para muchas personas.
El libro está narrado siempre en primera persona, pero los capítulos irán intercalando la visión de varias personas. Algunas son presas, otras mujeres libres e incluso algún funcionario de la prisión, yo os voy a hablar de los principales.
Azahara está presa por un accidente de coche, vive en el módulo de madres con su hija Beth. Cuando la condenaron tuvo claro que la niña se iba con ella, que no la podía dejar con su padre. Pero Beth sólo puede estar en la cárcel hasta los tres años, y está a punto de cumplirlos. Cuando los cumpla se la llevarán con Hugo, y Aza dejará de ser madre. 
Leire es una estudiante normal, apasionada por la danza, recibe clases de ballet en su tiempo libre. Ha decidido ir de voluntaria a la cárcel este verano, pero quizá sus motivos sean distintos a los del resto de los voluntarios. Descubrirá en la cárcel que los presos también son personas, que están allí porque cometieron errores.
Esme entró en la cárcel por proteger a su hijo, e incluso desde allí lo sigue haciendo. Es una de las compañeras de módulo de Aza, y podríamos decir que una de sus amigas. Pero en la cárcel no te puedes fiar de nadie.
Gabi se quedó embarazada para escapar de un módulo conflictivo, pero eso no significa que no quiera a su bebé. Nadie que la conozca podría decir eso, sus manos siempre descansan sobre su tripa como si quisiera acariciar al bebé. Con sus apenas veinte años ha vivido muchas cosas.

La autora de esta maravillosa novela es Beatriz Esteban: muchos la conoceréis por Seré frágil, una novela que habla de anorexia. La novela es de ficción, pero ella se inspiró en su propia experiencia con este trastorno alimenticio. Ha participado en varios programas y documentales sobre trastornos alimenticios.
En esta ocasión la novela también está basada en una experiencia personal. Beatriz estuvo dos veranos en la cárcel como voluntaria en la cárcel. Este libro es su forma de hablar de lo que hay allí, de como se sienten los presos y de las deficiencias del sistema penitenciario.

"Siempre pensé que los pares opuestos eran un hecho, ¿entiendes? Que el amor era lo contrario al odio y el bien lo opuesto del mal. Que algo era bueno o malo, claro u oscuro. Pero creo..., creo que siempre pensé así porque es mucho más fácil ver el mundo en blanco y negro que lidiar con la verdad, que es siempre más compleja. (...)No creo que haya nada que sea el contrario exacto del amor, Aza. Y tampoco creo que las personas sean buenas o malas. Las cosas serían demasiado fáciles de ser así."

  Mi opinión

Este libro me entró por los ojos a base de verlo en redes, y al final lo apunté en las sugerencias de compra de la biblioteca. Y lo compraron.
En el momento de pedirlo no me dí cuenta de que la autora era la misma de Seré frágil, no leí su primera novela pero conozco su historia de verla en programas y documentales sobre trastornos alimentarios. Lo que quiero decir con esto es que es la primera novela que leo de esta autora, y me ha encantado.
Beatriz en este libro nos ayuda a ponernos en el lugar de los presos (todo lo que se puede desde la ficción) y lo hace muy bien. Pero si no eres de sufrir con los libros que lees no te lo recomiendo. Yo he sufrido mucho.
A lo largo de la novela me he encariñado mucho con las protagonistas de las que os hablo unas líneas más arriba. La verdad es que les pasan muchas cosas, y pocas son buenas.
Sin embargo, si no os importa sufrir, os recomiendo encarecidamente esta novela. Desde este humilde rinconcito quiero dar gracias a la autora por dar visibilidad a aquellas que han perdido su voz.




You May Also Like

1 comentarios

  1. Hola.
    Este libro ya lo he visto en otros blogs y a mi me sigue sin llamar, ademas de que es un genero que no suelo leer, así que lo voy a dejar pasar.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar